Cambio en la dirección de El País

(http://vozpopuli.com/economia-y-finanzas/38969-cebrian-ya-tiene-nuevo-director-para-el-pais-antonio-cano-sustituira-a-javier-moreno)

El presidente de Prisa, Juan Luis Cebrián, ya ha elegido al periodista que asumirá la dirección de El País. Fuentes del propio rotativo aseguran a Vozpópuli que Antonio Caño, ahora corresponsal en Estados Unidos y responsable de la edición del diario en América Latina, será el sustituto de Javier Moreno. No obstante, las mismas fuentes narran un hecho insólito que podría dinamitar la operación. El candidato mejor colocado para asumir las riendas del periódico habría cometido un error fatal. Y es que Caño ha enviado por error a varios corresponsales del periódicoun correo electrónico que iba dirigido a Cebrián. En ese email aparecían críticas a los actuales hombres fuertes del diario, así como una serie de cambios que el periodista pretende llevar a cabo desde su nueva responsabilidad.

Entre esos cambios, que por supuesto cuentan con el beneplácito de Cebrián, está el relevo al frente de la sección de Nacional deEl País. El periodista elegido para dirigirla es José Manuel Romero, un histórico del rotativo conocido en el sector, entre otras cosas, por mantener excelentes relaciones con el ministro de Justicia, Alberto Ruiz-Gallardón. Romero, que ya ocupó este cargo en el pasado, sustituye a Javier Casqueiro, que pasa a ser corresponsal en la zona de El Magreb. Ese puesto era ocupado ahora mismo por Ignacio Cembrero, a quien este repentino cambio no le ha sentado nada bien, sobre todo porque tiene pendiente un litigio con el Gobierno marroquí.

Las relaciones entre Soraya y Cebrián son muy estrechas y el diario cada vez critica menos al Ejecutivo de Rajoy

La fecha exacta del relevo en la dirección del diario, si es que finalmente se produce y no queda abortado por el correo electrónico mencionado, sigue siendo una incógnita, aunque las fuentes consultadas por este diario insisten en que será de forma inminente. Se trata, en cualquier caso, de un paso más en el cambio de rumbo del rotativo, cada vez más criticado por amplias capas de lectores debido a su línea editorial “amable” con el Gobierno del PP. La evidente rebaja de las críticas a Mariano Rajoy está relacionada, sin duda, con las magníficas relaciones que mantiene Cebrián con la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría.

‘El virrey de América’

Fuentes de la redacción de El País explican que Caño es un hombre de la total confianza de Cebrián. Y destacan que hace y deshace con independencia en su campo de acción, incluso en ocasiones como si Moreno no fuera su superior. Tanto es su poder que, según trabajadores del diario, muchos le conocen por el sobrenombre de “el virrey de América”. Además, señalan que este veterano periodista no destaca precisamente por ser el más progresista de la plantilla, ni mucho menos. Por todo ello no les extraña el contenido del citado correo electrónico destinado a Cebrián y enviado por error a otros corresponsales. Hasta tres fuentes distintas de la redacción confirman a este diario que ese polémico email existe. Este sábado por la tarde, nada más conocer estos hechos, Vozpópuli intentó contactar con los responsables de Comunicación de El País y Prisa para contrastar lo sucedido. Y solo confirman los cambios en Política.

El relevo en la dirección de ‘El País’ se escucha en todos los mentideros periodísticos desde hace tiempo. El ERE de hace un año y la foto falsa de Chávez, claves para derribar a Moreno

En todos los mentideros periodísticos se comenta desde hace tiempo queCebrián está buscando un sustituto para el gris Javier Moreno. En las últimas semanas se han avivado los rumores al respecto. Y se han barajado varios nombres de posibles aspirantes a dirigir El País. Se ha hablado, entre otros, de Montserrat Domínguez, directora editorial de El Huffington PostRosa Cullell, consejera delegada de Media Capital, Carlos Yárnoz, subdirector del diario, o Álex Grijelmo, ex presidente de EFE y colaborador del rotativo. Entre los motivos del relevo está, sin duda, el divorcio existente entre Moreno y buena parte de su plantilla tras el doloroso expediente de regulación de empleo (ERE) de hace más de un año que minó las relaciones entre unos y otros.

El propio Cebrián, Joaquín EstefaníaJesús Ceberio y el citado Moreno han sido hasta la fecha los periodistas encargados de capitanear el rotativo en su historia. Moreno es director del diario desde 2006, tras un año como director adjunto de la edición dominical. Un año antes, puso punto final a dos años y medio como director del periódico económico del grupo Cinco Días. Se marche cuando se marche, el todavía director del periódico siempre tendrá en su currículum una mancha imborrable: la publicación de una foto falsa de Hugo Chávez en un quirófano.

Anuncios

El relevo de Pedro J. Ramírez

(http://vozpopuli.com/economia-y-finanzas/38029-el-consejo-de-unidad-editorial-aborda-este-jueves-el-relevo-de-pedro-j-en-la-direccion-de-el-mundo)

El consejo de Administración de Unidad Editorial se reúne este jueves en Madrid, reunión en la que se abordará el relevo de Pedro J. Ramírez en la dirección de El Mundo. Fuentes de Unidad Editorial aseguran a Vozpópuli que el Consejo ratificará la salida del que ha sido santo y seña del rotativo. De hecho, a última hora de este miércoles, el periodista se despidió uno a uno de la plantilla, según fuentes internas del periódico, que apuntan además que la dirección ha convocado una reunión urgente a las 9.30 de la mañana.

En conversación con este diario, el propio Ramírez no quiso asumir ni negar su salida de El Mundo. Sus palabras al respecto, sin embargo, fueron claras: “Mañana hay un Consejo de Administración aquí, y es sabido que nunca se sabe lo que puede salir de un Consejo”. Al veterano periodista le parece “increíble que yo haya sido director de un periódico desde hace 33 años, increíble que haya durado tanto. Para mí, dejar la dirección de El Mundo siempre será un win-win ocurra una cosa u otra”. Sensación, pues, de misión cumplida.

Rumor permanente

Aunque la noticia sea sorprendente, no lo es tanto en el sector de los medios de comunicación. El rumor al respecto era constante. En las últimas semanas varias publicaciones habían apuntado aposibles negociaciones entre Ramírez y Unidad Editorial para cerrar un acuerdo económico por el que el periodista riojano recibiría una suculenta indemnización. Extremo que por el momento no se ha confirmado, aunque algunas fuentes consultadas hablan de cantidades que oscilan entre los 12 y 15 millones de euros. Este miércoles en Vozpópuli se recogía un curioso y enigmático tuit del propio interesado que sonaba a despedida:“Hoy me han dado la Copa del Mundo. ¡Qué más se puede pedir! Después de esto ya puedo colgar el chándal”. 

Los números rojos de Unidad Editorial y, sobre todo, el enfrentamiento entre El Mundo y el Gobierno de Mariano Rajoyhan alimentado esta posibilidad durante los últimos meses. De hecho, en este tiempo el divorcio entre Pedro J. y el Ejecutivo ha quedado de manifiesto en varias ocasiones. Primero, cuandoEl Mundo presentó en Madrid su “cambio de piel”. Nadie del Gabinete pasó por allí y, precisamente el mismo día, ocho ministros y el propio Rajoy estuvieron en el acto de aniversario deLa Razón. Desde Unidad Editorial justificaron las ausencias porque “no se había invitado a políticos”. Una excusa peregrina porque en ese tipo de actos los miembros del Gobierno hubieran sido bien recibidos y, de haberlo querido, habrían estado.

Ruptura con Rajoy

El segundo hecho que simboliza la ruptura entre el medio liberal y el Gobierno popular tuvo lugar en la sede de la propia Unidad Editorial. Allí, en noviembre, se celebró el acto de entrega de los premios periodísticos de El Mundo. Otra vez ni un solo miembro del Ejecutivo. En esta ocasión el propio rotativo publicó al día siguiente que el Gobierno había “boicoteado” los galardones. De hecho, si se echa la vista atrás, en la anterior edición de estos mismos premios, celebrados en Cádiz, estuvo la vicepresidenta del Gabinete, Soraya Sáenz de Santamaría. Sin duda alguna, la diferencia entre un año y otro tiene que ver con el caso Bárcenas. Las exclusivas de El Mundo, incluida aquella entrevista de cuatro horas entre Pedro J. y el ex tesorero del PP, han ido minando su relación con el Ejecutivo.

Las exclusivas sobre el ‘caso Bárcenas’ y las cartas dominicales del director han ido minando su relación con el Ejecutivo

Igualmente, varias cartas del domingo del director de El Mundo, precisamente a rebufo del caso Bárcenas, evidenciaron que sus relaciones con Rajoy eran peor que malas. La del pasado domingo, sin ir más lejos, iba por el camino de la crítica severa al jefe del Ejecutivo. Obviamente, es casi imposible demostrar o conectar que esas relaciones hayan sido el detonante de la marcha de Pedro J., pero sería muy ingenuo pensar que ambos hechos, la posición del periódico y la salida de su director, no están íntimamente enlazados.

En cualquier caso, otro de los motivos de esta salida de Pedro J. es, sin duda, de índole interna. El ya ex director no está en su mejor momento de su relación con el presidente de Unidad Editorial, Antonio Fernández Galiano. A finales del pasado año, por ejemplo, Pedro J. vetó una serie de nombramientos en el diario Marca. Y uno de los motivos por los que llegó ese veto fue que Galiano había maniobrado para conseguir esos fichajes sin contar con su número dos. En este diario, ya se contó tiempo atrás cómo Galiano estaba moviéndose para minar al núcleo duro del ex director.

Problemas económicos

También desde el punto de vista meramente interno, es de sobra conocido que la figura de Pedro J. ha supuesto una especie de obstáculo para que se produjera la fusión soñada entre ABC y El Mundo. Una fusión a la que el diario de Pradillo estaría abocado por sus graves problemas económicos. Unidad Editorial pasa por un momento harto complicado. La matriz italiana de la empresa, RCS Mediagroup, salvó los muebles este mismo año con una inyección de capital de 400 millones de euros. Los dueños italianos quieren un producto rentable y, por el momento, no lo tienen. A cambio de aportar el citado capital, exigieron recortes drásticos. Y estos llegaron el pasado octubre, cuando numerosos redactores se apuntaron a las bajas incentivadas que propuso la empresa. De hecho, si el próximo abril no ha habido mejoras sustanciales en las cuentas de la antigua Unedisa, los italianos amenazan con acometer más despidos o, incluso, medidas de ajuste aún más duras. Otro rumor constante, de hecho, es la posible venta de su ramificación española, Unidad Editorial, al mejor postor.

El futuro del director de periódicos estará en internet, como él ha declarado en varias ocasiones

La gran duda estriba ahora en saber qué hará el veterano director de periódicos (Diario 16 y El Mundo) que empezó su vida profesional en ABC. El propio Pedro J. dijo, en una entrevista, que si tuviera que montar un proyecto para reinventarse, lo haría con un diario digital. Asimismo, el interesado afirmó a Vozpópuli en diciembre quedejar la dirección “no sería un disgusto” pero sugirió que volvería “en otro soporte”. En octubre de 2013, el periodista también estrechó relaciones con su amigo Federico Jiménez Losantos, al volver a su tertulia. Amigos e información no le faltan. Tampoco poderosos enemigos.

Los papeles de Otegui II

(http://www.intereconomia.com/noticias-gaceta/politica/otegui-planeo-ya-2009-una-%E2%80%98conferencia-paz%E2%80%99-20111025)

Arnaldo Otegui diseñó una Conferencia de Paz que debería celebrarse en San Sebastián con la presencia de observadores internacionales. Y, al término de la misma, se presentaría una declaración acordada previamente que apelaría a la búsqueda de una “paz justa” mediante una “mesa de partidos”. Así consta en los documentos incautados al líder batasuno por la Guardia Civil en octubre de 2009. Esa era la hoja de ruta que Otegui aún mantenía, con matizaciones que introdujo después, desde las conversaciones de Loyola (Azpeitia), que finalizaron en noviembre de 2006.

Hace unos días tuvo lugar en la capital donostiarra la Conferencia Internacional para promover la resolución del conflicto en el País Vasco, también conocida simplemente como Conferencia de Paz. No faltaron los observadores internacionales, con el ex secretario general de la ONU Kofi Annan y el ex primer ministro irlandés Berti Ahern a la cabeza. El evento terminó con una declaración que incluía cinco recomendaciones, entre ellas la apertura de conversaciones entre los partidos políticos, para llegar a una “paz justa y duradera”

Aunque hayan pasado varios años entre el momento en que Otegui urdió sus planes y la reciente conferencia organizada por la red ciudadana para el diálogo Lokarri, las similitudes entre el esquema que pergeñó el batasuno y la realidad son cuando menos sorprendentes. En concreto, bajo el título “Esquema general del proceso democrático de diálogo multilateral”, el batasuno teorizaba que había que celebrar “una conferencia por la paz, el diálogo y el acuerdo que se convocará en Donostia [San Sebastián] por Eusko Ikaskuntza [Sociedad de Estudios Vascos que trabaja en el País Vasco y Navarra], en la que participarán, por invitación, personas representativas de partidos políticos, de organizaciones sindicales, patronales, sociales, de la Universidad, foros por la paz y personalidades relevantes”.

La reciente Conferencia de Paz organizada por Lokarri en el Palacio de Aiete de la capital donostiarra contó, como en el foro que preveía Otegui, con la presencia de representantes de numerosos partidos políticos –PSOE, PNV, Batasuna, Aralar y todas las formaciones de Bildu–, de sindicatos y patronal vascos y, por supuesto, de cuatro fundaciones internacionales dedicadas a la mediación de conflictos. Según los planes de Otegui, “todas ellas [las organizaciones] avalarían con su presencia una declaración pública. La relación de asistentes, así como todos los aspectos de funcionamiento, presidencia, etcétera serán pactados con anterioridad. La declaración final acordada previamente será leída por los organizadores en euskara, castellano, francés e inglés”.

El foro organizado por Lokarri terminó con una declaración –ya conocida como la Declaración de Aiete– que fue entregada a los presentes en cuatro idiomas: castellano, euskera, francés e inglés. Y estaba redactada de antemano, con el sello inconfundible de Batasuna.

“Irreversible”

En otro de sus apuntes, que guardaba en su mesilla de noche según él declaró en sede judicial y que ahora revela este diario, Otegui dedica un epígrafe al papel que deberían jugar los observadores internacionales en una mesa de negociación entre los diferentes partidos. “La mesa de partidos contará con la colaboración de observadores y organismos internacionales de reconocido prestigio en el campo de la mediación a la facilitación de procesos resolutivos de conflictos a fin de facilitar el buen desarrollo del proceso de diálogo tanto en lo referido a aspectos técnicos del mismo como en lo relativo a ser notario-depositario de los acuerdos alcanzados, facultad que simboliza la voluntad sincera de todas las partes en el cumplimiento de los mismos y en alcanzar la irreversibilidad del proceso democrático”.

La participación de observadores, mediadores y/o facilitadores es una constante en los papeles de Otegui. En otro punto, el líder batasuno insiste en que “el diálogo resolutivo contará con la presencia de organismos o personalidades de carácter internacional. (…) Esta presencia garantiza la irreversibilidad del proceso para todas las partes”.

Principios

En otro de sus documentos, el líder batasuno, condenado en septiembre como dirigente de ETA por la Audiencia Nacional, diseñaba los principios sobre los que debe regirse el diálogo posterior a la Conferencia de Paz. Y se refería a la “negociación”, la “no violencia” y la “no exclusión”. Es decir, pretendía una negociación entre todos los partidos políticos, y sin atentados.

Fuentes de la lucha antiterrorista consultadas por este diario indican que “no es casualidad” que existan coincidencias entre los planes de Otegui y lo que ahora está ocurriendo. “No puede olvidarse que Otegui ha sido condenado por ser dirigente de ETA, tras poner en marcha la estrategia por vías políticas”, argumentan.

Los papeles de Otegui I

(http://www.intereconomia.com/noticias-gaceta/politica/si-gobierno-cree-que-eta-va-poner-desapareceran-todas-resistencias-20111024)

Otegui: “Puedo asegurar la voluntad del presidente para la negociación”

Arnaldo Otegui fue arrestado el 13 de octubre de 2009. En la mesilla de noche de su dormitorio guardaba una carpeta con sus apuntes sobre las conversaciones mantenidas con el PSOE y el Gobierno en el proceso de paz, según afirmó él mismo en sede judicial el pasado julio. Ahora, LA GACETA ha tenido acceso a esos documentos.

En los textos, escritos del puño y letra del propio Otegui, queda claro que el batasuno, condenado en septiembre por ser dirigente de ETA, aprendió de los errores de la negociación y trazó sus intenciones de cambiar las formas de actuar en el futuro para lograr los mismos objetivos. Una vez que las negociaciones encallaron abruptamente en Ginebra (Suiza) en mayo de 2007, Otegui sacó sus conclusiones. Y según dejó escrito, el cambio de estrategia consistía en que ETA fuera más convincente al expresar sus ganas de abandonar la violencia. ¿Hay algo más convincente que declarar el “cese definitivo de la lucha armada”, como hizo la banda la pasada semana?

“Tenemos que hallar alguna forma para desbloquear la situación. A toro pasado, es fácil darse cuenta de la cantidad de fallos que se han cometido por parte de todos. Si salvamos la situación, hay que poner los medios para no volver a tropezar en las mismas piedras”.

“Gran parte de los fallos –agregaba–, aunque parezca una tontería, [son] producto de malentendidos. Las mismas palabras quieren decir cosas distintas para las personas destinadas a entenderse. Muchos problemas que han aparecido como insuperables se podrían haber resuelto si no hubiera habido esos malentendidos”.

“De todas formas, la clave en todo esto es recuperar la confianza y que cada parte se sienta segura y con las fuerzas para hacer lo que tiene que hacer. Si el Gobierno tuviera la seguridad de que la voluntad de ETA de poner fin a todo esto es sincera, desaparecerán todas las resistencias”

“En estos momentos –añadía el batasuno– el Gobierno tiene serias dudas. (…) Yo sólo puedo hablar de lo que conozco. Y puedo asegurar sin lugar a dudas la voluntad del Gobierno y/o el presidente. Si hubiera alguna forma de convencerle o demostrarle que no hay trampa ni estrategias inconfesables, no habría nada que pudiera detenerle”.

“Paciencia”

Otegui confiaba en llevar la negociación a buen puerto. “Hay que tener paciencia. Si se retoma el proceso, hay garantías y se convalida la confianza, ganaremos con creces el tiempo perdido y ya no habrá marcha atrás, sino la fuerza necesaria para hacer lo que haya que hacer con audacia y rapidez”.“Si hubiera problemas para que eso [los contenidos] lo transmitan al Gobierno con reuniones formales, tendríamos que prever una fórmula para hacerlo desde aquí, bien por carta o por otra forma de reunión. Tal vez para el Gobierno sería más sencillo de esa manera”, remachaba.

En otras palabras, para acceder a las peticiones de ETA-Batasuna, el Gobierno debía dar por buenas las intenciones de dejar de matar por parte de la banda terrorista. Otegui mostraba una gran confianza en que Zapatero quería llegar a un acuerdo, porque si estaba convencido no habría nadie que pudiera frenar su determinación para alumbrar el final dialogado del terrorismo. Y abogaba también por mejorar los canales de comunicación entre el Ejecutivo y los pistoleros.

Los hoteles

Estos escritos de Otegui, nombrados en julio durante el juicio en la Audiencia Nacional por el caso Bateragune y que hoy ven la luz pública por primera vez, fueron anotados en Ginebra (Suiza). En la carpeta del batasuno estaban justo al lado de folios que llevan el sello de los hoteles Crowne Plaza y Ramada Park, ambos sitos en esa ciudad. Allí es donde se instalaron Otegui y su compañero negociador, Rufino Etxeberría, durante las últimas conversaciones conocidas del proceso de paz.

Viaje ilegal

Como ya informó este diario, Otegui y Etxeberría, convertido en principal portavoz de Batasuna por el encarcelamiento de su compañero, viajaron a Ginebra desde el aeropuerto de Biarritz (Francia) para reunirse con el Ejecutivo cuando tenían prohibido salir de España porque así lo decían sendas decisiones judiciales. Tras aquel diálogo, pergeñó la hoja de ruta hoy desvelada.

Poco después de aquellas negociaciones, a mediados de mayo de 2007, Otegui fue encarcelado y permaneció en el presidio de Martutene (San Sebastián) hasta finales de agosto de 2008. Al salir de la cárcel, se puso a trabajar, junto a Rafael Díez Usabiaga y un grupo de jóvenes proetarras, en Bateragune –una suerte de refundación de Batasuna– hasta que fue arrestado en octubre de 2009 por la Guardia Civil.

Desde entonces, Otegui no ha salido de la cárcel, pero ha concedido varias entrevistas –a los diarios Gara y El País– y tiene una cuenta en la red social de Internet Twitter. A finales del pasado junio y principios de julio se celebró en la Audiencia Nacional el juicio por el caso Bateragune. Durante la vista oral, el líder batasuno llegó a apropiarse de los votos a Bildu en las elecciones municipales del 22-M (“ya somos 313.000”, dijo) y aseguró que la estrategia militar de la banda “sobra y estorba”. El empeño de Voces contra el Terrorismo, asociación de que preside Francisco José Alcaraz, y de la Fiscalía hizo que Otegui y Usabiaga fueran condenados en septiembre a 10 años de cárcel por ser dirigentes de ETA.

Gracias a la Fiscalía de la Audiencia Nacional y a Voces contra el Terrorismo, la asociación que dirige Francisco José Alcaraz, Arnaldo Otegui está condenado hoy como dirigente de ETA. Sin embargo, algunos no pueden aceptar las resoluciones judiciales. Ayer, el ex alcalde de San Sebastián Odón Elorza, cabeza de lista del PSOE por Guipúzcoa en las próximas elecciones generales, reclamó que se revise la condena al batasuno, porque, a su juicio, “ha liderado movimientos para que Batasuna y ETA tomaran otra dirección estratégica”. En declaraciones RAC1 recogidas por Europa Press, Elorza también aprovechó para pedir al Tribunal Constitucional legalice Sortu, la penúltima máscara política de Batasuna. Por último, el ex alcalde de San Sebastián argumentó que las víctimas de los terroristas no pueden ser meras observadoras del proceso porque es la parte más débil, aunque, a su juicio, tampoco pueden ser las que marquen los pasos que deben realizar los Gobiernos para garantizar la “paz” definitivamente.