Marhuenda hace de indio, Lobatón de buscador y ‘la Pelopony’ de monstruo

(Publicado en Vozópuli 22-3-2014: http://vozpopuli.com/actualidad/40706-marhuenda-hace-de-indio-lobaton-de-buscador-y-la-pelopony-de-monstruo)

El indio, el buscador y el monstruo. Tres ingredientes a priori interesantes para cualquier película o serie de aventuras. Aunque no estamos ante un clásico del cine como Centauros del desiertoo la exageradamente celebrada Lost. Ya me gustaría, amigos, escribir sobre esas ficciones inolvidables. Pero no. Aquí, en esta crónica semanal, hablamos, como saben, de las cuestiones más patéticas o llamativas que llenan las pantallas de nuestros televisores. Y esta semana hay materia para fustigarnos durante una eternidad.
Empezamos con un indio o, mejor, con alguien que hace el indio. El director de La Razón, Paco Marhuenda, ha decidido utilizar el humor para desafiar al separatismo catalán. Y, oigan, se compartan o no sus ideas, resulta brillante su atrevimiento para reírse de sí mismo (hábito más inteligente y menos cómodo que desternillarse de otros), colocarse plumas en la cabeza y espetar sonidos similares a los que pronunciaban Toro sentado, Caballo loco, Gerónimo y otros jefes indios que nos deleitaron en tantoswesterns. Todo ello en un divertido programa de TV3. Es decir, en suelo enemigo. Pero ojo, Marhuenda grabó este momento memorable en su despacho. Lógico, si visitase su Cataluña natal los independentistas, tan demócratas ellos, serían capaces de enviarlo a una reserva de por vida. Ya se sabe que las conquistas siempre se han hecho a sangre y fuego, sin piedad hacia el oponente… Vuelvo de los cerros y les pido que vean el vídeo (cortesía de Periodista Digital) y juzguen ustedes.
La buena noticia de la semana, sobre todo para los nostálgicos de cualquier tiempo pasado, es el regreso a la televisión del buscador por excelencia. Esto es, Paco Lobatón. Resulta que el veterano presentador, aquel que marcó a una generación con su¿Quién sabe dónde?, aterriza ahora en las principales plataformas de pago con Informe Lobatón en el canal Crimen+Investigación. Nuestro admirado Borja Terán explicaba esta semana que en este nuevo espacio tomarán parte cinco especialistas en materia penal, fiscal, psicológico, policial y forense para analizar pormenorizadamente crímenes ya acontecidos. A este veterano presentador hay que agradecerle el regreso y que sea fiel a su propia escuela. Y ahora toca vigilar que en el espacio no caigan en la tentación de confundir el género criminal, tan interesante para tante gente, con el morbo que disecciona la casquería, como ocurre de forma demasiado habitual. O sea, el rigor necesario para hablar sobre cuestiones tenebrosas.
Yolanda Gallardo, alias ‘La Pelopony’, quizás sea la metáfora perfecta de nuestra abrasadora crisis estética
Y ahora sí, amigos, como estábamos hablando de vísceras, de sangre y otras cuestiones un tanto desagradables, vamos al fango en busca de nuestro último monstruo, acaso el más terrible que hemos visto en mucho tiempo. Ya hemos dicho aquí que los monstruos no son culpables, sino que son sus responsables quienes el día de mañana, cuando reparen en lo que han hecho, deberán expiar sus pecados (los televisivos, en otros no entramos). Porque solo algún pecador empedernido puede haber descubierto, impulsado y llevado a la televisión a Yolanda Gallardo, alias La Pelopony, quizás la metáfora perfecta de nuestra abrasadora crisis estética. Es concursante en ese espacio alienante llamado Supervivientes. Al contemplarla viene a la mente de forma inexplicable la películaAnaconda. Su vídeoclip con el single Sentir ya arrasa en youtube. ¿De dónde ha salido esta individua? ¿Qué méritos tiene para aparecer en televisión? ¿Por qué Telecinco apuesta por ella? ¿Quién es su asesor de imagen? Preguntas sin respuesta. Al menos, eso sí, tenemos garantizados unos cuantos momentos de gloria televisiva. Otra cosa es que sean de buen gusto.
Por suerte, no todo son momentos monstruosos en televisión. Esta semana ha terminado ese excelente espacio que es La Voz Kids, con un desenlace, eso sí, sin sorpresa posible porque ya había trascendido el nombre de la ganadora. Cosas de los programas grabados. Aquí les desvelamos un curioso fichaje en TelemadridCake Minuesa llega para seguir haciendo de Follonero de la derecha. Y, por último, para despedirnos con buen sabor de boca, les dejo un vídeo inconmensurable, divertido, genial y todos los adjetivos que quieran ponerle. Ocurrió en Italia, en el programa La Voice. Disfruten porque sobran las palabras.

Las tortas de Wyoming y Marhuenda, el sueldo de Toñi Moreno y la voz de Iraila

(Publicado en Vozpópuli 15-3-2014: http://vozpopuli.com/economia-y-finanzas/40358-las-tortas-de-wyoming-y-marhuenda-el-sueldo-de-toni-moreno-y-la-voz-de-iraila)

Cuando el añorado Antonio Machado se refirió a España como “ese trozo de planeta por donde cruza errante la sombra de Caín”, inmortalizó en sus versos una batalla eterna, pesadísima, aburrida, oscura y deprimente entre esas dos tipologías de españoles que, si pudieran, se matarían cruelmente a garrotazos. Nuestro cainismo lleva, en verdad, demasiado tiempo ensombreciendo a este país. Y, al ser imposible combatirlo, mejor será tomárselo a broma. La risa es, desde luego, lo único que provoca el brutal enfrentamiento que estos días protagonizan el Gran Wyoming Francisco Marhuenda.

La pelea entre estos dos comunicadores es, una vez más, el fidedigno reflejo de esas dos Españas que se detestan y odian a partes iguales. Ahí los tienen, lanzándose tortas mutuas, cada uno en el plató donde le dejan. Esta semana el director de La Razóndesafió a su oponente en 13TV. Y el presentador de El Intermedio ha aprovechado su propio programa en numerosas ocasiones para caricaturizar al periodista que más quiere a Mariano Rajoy. Seguro que ambos protagonistas nos regalan más ejemplos de su pelea. Y nuestra pregunta, obligada, es qué opinará de estas cuitas el bueno de José Manuel Lara, presidente de Atresmedia y Planeta, o sea, dueño de La Razón y La Sexta y, por tanto, jefe de ambos. El tiempo lo dirá.

Toñi Moreno ha protagonizado una vez más el momentazo de la semana en ‘Entre todos’, programa cuya desaparición exigen diferentes organizaciones sociales

Sin duda, el momentazo de la semana lo ha protagonizado, por enésima vez, Toñi Moreno, presentadora de Entre todos (TVE). Aquí ya nos hemos referido sobradamente a ese programa cuya desaparición generaría muchísima felicidad. La última vez dijimos que la que había liado esta mujer era insuperable. Pero no. Ella siempre puede ir más lejos. Aunque en este caso, justo es decirlo, quien desató la polémica fue un espectador de Bilbao que llamó para pedirle a la periodista que donase 400 euros de los 1.400 que cobra por cada edición del programa. Vean, vean el vídeo y aguanten la risa, si pueden.

Está claro que con Toñi Moreno no sería posible hablar sobre Faulkner James Joyce. No se lo tenemos en cuenta porque tampoco cobra por conducir un programa cultural. Además, si me apuran, su salario no es lo peor, aun siendo escandaloso. Lo peor es que este programa siga en antena. No solo porque diversos colectivos sociales hayan pedido su desaparición. No solo porque la caridad y el lagrimeo sean los leitmotivs del espacio. No solo por todas las que ha liado esta presentadora. No solo porque este espacio sea una copia exacta de otro similar que se emitía, con la misma presentadora, of course, en Canal SurEntre todos debe desaparecer porque es un programa eminentemente malo. ¿Motivos? Miles. Si lo ven más de cinco minutos, opinarán lo mismo.

Tragedia en ‘La Voz Kids’

Y, para concluir, nos ponemos más serios que nunca. El trágico fallecimiento de Iraila La Torre ha sido la noticia de esta semana en este universo televisivo tan particular. La emisión del programa La Voz Kids este jueves tras la muerte de la menor y los arrasadores datos de audiencia que cosechó han provocado no pocas polémicas, tanto en las pescaderías como en los medios. Una vez más, Telecinco y, por ende, Mediaset, están en el punto de mira de muchos ciudadanos. “¡Han convertido la muerte de la pequeña en un negocio!”, claman algunos. “Ese programa no debería haberse emitido nunca”, exponen. “¡Pero si lo han autorizado sus padres!”, contratacan. “Si ha habido más audiencia de lo normal, es por el morbo del espectador, no por culpa de la cadena”, apostillan.

Y uno, que al escuchar a unos y otros tiene la sensación de que todos tienen parte de razón, concluye que la única verdad absoluta, y perdonen la simpleza, es que esa niña que cantaba como un ángel ya reposa entre penumbras, sueños y fantasmas, en algún lugar inescrutable de otro mundo, acaso disfrutando, como nosotros, del bello eco de su propia voz. Esté donde esté, descanse en paz.

La niña del Betis, los frikis que se tiran a la piscina y otro nieto para la Pantoja

(Publicado en Vozpópuli 08-03-2014: http://vozpopuli.com/actualidad/40030-la-nina-del-betis-los-frikis-que-se-tiran-a-la-piscina-y-otro-nieto-para-la-pantoja)

Pareciera que esta semana los astros se hubieran alineado para que un equipo de fútbol eclipsase a cualquier otro suceso televisivo. Resulta que el Real Betis Balompié tiene que ver con lo mejor que se ha visto, oído y escrito en el siempre sorprendente universo televisivo. Todo empezó este jueves por la noche, durante la emisión de La Voz Kids (Telecinco). Una niña, llameante de inocencia y bondad, regaló un momento inolvidable. Nada más conocer que había sido eliminada de este atrayente concurso, la pequeña, que no podía contener las lágrimas y las emociones, pronunció las palabras mágicas: “Muchas gracias por darme esta oportunidad…y que viva el Betis”.

El concurso de niños que cantan tiene ritmo, es fantástico técnicamente y su presentador consigue atrapar al espectador

Fue, sin duda, el mejor momento del espacio, pero no fue el único divertido ni interesante. La anécdota de la niña, que mostró su beticismo entre sollozos, es la excusa perfecta para hablar de este concurso de niños que cantan. Tras un análisis exhaustivo del programa, a uno le queda la sensación de que, una vez más, los pequeños superan con creces a la mayoría del jurado. Los gestos y comentarios, tan previsibles unas veces y tan falsamente entusiásticos otras tantas, delatan sobre todo a Bisbal, Carlos Rivera y Antonio Orozco, que cada dos minutos muestran su pasión desaforada por cada cosa que ocurre, tan exagerados en sus movimientos como un actor frustrado. Más naturales y sinceras se ve a las mujeres, Malú, Rosario y Niña Pastori, que no impostan ademanes ni sentimientos para agradar al personal. Por otra parte, justo es decirlo, el concurso tiene ritmo, una producción y una posproducción fantásticas y un presentador, Jesús Vázquez, que consigue atrapar al televidente pese a sus trajes horteras. No extraña, por tanto, que arrase en audiencia.

¿Y el Betis?

Bastante peor pinta (y esperemos que peor audiencia, por higiene mental) que La Voz Kids atesora uno de los espacios que se avecina, lento pero seguro, como las peores desgracias y tormentas. Me refiero a Mira quién salta 2, que también se emitirá en Telecinco. Gracias a los amigos del portal vertele.com, hemos conocido este mismo viernes quiénes participarán en el concurso que consiste en tirarse a una piscina. Simplemente la mera temática es para echarse a temblar: a miles de españoles les interesa contemplar cómo un grupo de tipos se suben al trampolín y se zambullen en el agua, algunos con logradas acrobacias, todo hay que decirlo. ¿Y qué carajo tiene esto que ver con el Betis?, se preguntarán. Tranquilos, ya viene la bomba…

El exfutbolista del Betis Benjamín Zarandona, conocido por sus habilidades en el terreno de juego y en las discotecas, encabeza al inigualable grupo de concursantes. ¿Cómo se quedan? Esperen, que hay más. También se tirarán a la piscina el presunto vidente Sandro Rey, el antiguo bailaor Rafael Amargo, el inolvidable Chechu de Médico de Familia, Aaarón Guerrero, la bellísima Maribel Sanz, el exboxeador Javier Castillejo, la veterana periodista Ángela Portero… Y ya freno esta enumeración, sabedor de que puedo generar un terremoto psicológico en cualquier lector más sensible que una roca. Que le aproveche a todo aquel que quiera fustigarse viendo esta mascarada repleta de vividores, holgazanes o parados, que hay de todo.

Chabelita acaba de ser madre de un niño y expresamos aquí el temor a que la criatura acabe convertida en carne de televisión

Aquí no hay solución de continuidad. Y seguimos con el leitmotiv del beticismo. Blanco y verde como sus camisetas se quedó más de uno al encontrarse esta semana con Paquirrín metido a tertuliano futbolero. Demencial. El bueno de Kiko Rivera, no querido por las diosas Afrodita y Atenea, está de show para presentar su último disco, creo. Aún más demencial. Y también habló del Betis, pero para defender a su eterno rival, el Sevilla. No entraremos aquí en camisas de once varas. Porque con la pelea entre ambos clubes es fácil herir sensibilidades. El caso es que este DJ irrepetible acaba de ser tío. Sí, señores, Chabelita ha sido madre de un chiquillo. El dato en sí no es interesante ni relevante. Pero lo mencionamos en esta crónica para expresar un temor hiriente: la posibilidad de que esta criatura, que de nada tiene culpa, acabe convirtiéndose en carne de televisión solo por ser nieto de Isabel Pantoja. Ay, ojalá no acertemos…

El caso de ‘Entre todos’, el programa de Revilla en T5 y el 2,5% de Rajoy y Rubalcaba

Original publicado en Vozpópuli 01-03-2014 (http://vozpopuli.com/economia-y-finanzas/39660-el-caso-de-entre-todos-el-programa-de-revilla-en-t5-y-el-2-5-de-rajoy-y-rubalcaba)

Hablando de los columnistas, decía Tom Wolfe que “sin programas de televisión que canibalizar, la mitad de estos hombres se vería perdida, completamente catatónica”. Y tenía toda la razón, claro. Por suerte, esto es o quiere ser una crónica, venga, una crítica, si me apuran, ciertamente mordaz, eso sí, antes que una columna, género para el que solo valen los elegidos. Quizás sea un error despotricar tanto sobre los seres de la tele, como decía en los setenta el creador del nuevo periodismo, pero humildemente creo que él haría lo mismo si viviera en la España del siglo XXI. Porque se trata de canibalizar antes de ser canibalizado por las infamias que contemplamos indefensos.

Vamos con lo más dañino de esta semana. Ahí tienen a Toñi Moreno, la inefable presentadora del no menos inefable Entre todos, programa de sobremesa que emite TVE y cuya desaparición han exigido diversos colectivos. La última que ha liado Toñi es casi insuperable. Una invitada estaba narrando un maltrato sufrido en el pasado cuando, de pronto, la presentadora soltó la perla: “O se denuncia, o se calla una para el resto de la vida”. Con un par.La presentadora no para de pedir perdón, con esa naturalidad tan lacrimosa, tan vitaminada, tan irrelevante, tan suya. El presidente de RTVE, Leopoldo González Echenique, no ha tardado en defender en sede parlamentaria que Toñi no justificó tipo de violencia alguna. Especialmente no defendió la violencia machista porque, según él, “la violencia venía de la suegra, de una mujer a una mujer”. Con otro par. Y dicho en el Congreso, sede sagrada de la sacrosanta (y ninguneada constantemente) soberanía nacional. Ay, queridos demócratas, es obvio que uno de los problemas de nuestra democracia parlamentaria, mediática y corrupta es que votamos muy poco. Tengo para mí que si pudiéramos acudir a las urnas para decidir el futuro de este espacio, obviamente se conseguiría su desaparición. Ilusiones vanas.

En total, solo 400.000 valientes se sentaron frente al televisor para ver el debate del estado de la nación; cifra demoledora para la reflexión

Saben ustedes que en esta pieza con vocación de crónica solemos hablar de los datos de audiencia. Esa dictadura es más brutal que Kim Jong-un enfurecido. Si no me creen, pergunten al elenco de Bienvenidos al Lolita, serie recién desaparecida tras naufragar en la tormenta del share. De todos los datos de audiencia de esta semana, el mejor es, sin duda, el que atañe al debate del estado de la nación. Es el peor dato de la historia del superdebate. El discurso mañanero de Mariano Rajoy Brey lo siguieron 73.000 compatriotas (un 1,2% de cuota de pantalla). El rifirrafe del presidente del Ejecutivo con Rubalcaba (“¿En qué país vive usted?”, le espetó; brillante frase que también podría aplicarse quien la pronunció) y el resto de combates dialécticos de la tarde fueron vistos por 327.000 valientes (un 2,5% de share). En total, 400.000 personas. Cifra demoledora que invita a reflexionar durante al menos un minuto… (si al terminar, usted no decide emborracharse, es un héroe).

El populismo y la virtud

Es imposible saber qué audiencia tendrá un programa de nueva creación que prepara Mediaset. Pero teniendo en cuenta quién es su presentador, auguro éxito de público. Se trata de Miguel Ángel Revilla, genio y figura que arrastra una legión de seguidores. El expresidente del Ejecutivo cántabro es un populista de tomo y lomo, aficionado al discurso fácil que consiste en zaherir a todo bicho viviente y proferir brindis al sol imposibles de llevar a cabo por cualquier gobernante que sea medianamente cuerdo. Pero al menos Revilla tiene la virtud de decir lo que piensa porque está libre de las ataduras propias de la partitocracia. Yo creo que Wolfe o alguno de su generación hubieran escrito un reportaje en primera persona tras pasar un par de horas con Revilla. “Una tarde comiendo anchoas” o algo así. Suena ideal.

No tenía muy claro si lo de Évole y el 23-F era una barbaridad o una genialidad hasta que ví que Alfonso Guerra comparaba al periodista con Goebbels

También suena interesante lo que se avecina para este domingo por la noche en La Sexta. Dos periodistas que generan polémica con cualquier cosa que hacen o dicen. Y ambos incómodos para los poderosos, algo digno de elogio pese a sus defectos. Jordi Évole y Pedro J. Ramírez se ven las caras en Salvados. Una hora de entrevista que promete diversión y, quizás, alguna revelación jugosa por parte del exdirector de El Mundo. Tras su última travesura sobre el 23-F, el presentador va este sábado a La Sexta Noche para explicarse. ¿Fue una barbaridad o una genialidad lo que hizo la pasada semana? Sinceramente, no lo tenía muy claro hasta que leí que Alfonso Guerra comparaba al periodista con Goebbels. Si, como nos enseñó Luis Cernuda, el insulto es una forma amarga de elogio, y tenemos en cuenta de dónde viene la crítica, cabe concluir que Évole hizo algo genial. Hay farsas que dejan huella, como esa parodia sobre los verificadores y ETA que se marcaron los chicos de Vaya semanita.

No les aburro más. Por cierto, volviendo al inicio, Wolfe comentaba a los lectores que cuando vieran a alguien escribiendo sobre televisión, estarían ante “un alma hambrienta”. Y, por ello, les recomendaba “enviarle una cesta”. Espero sus envíos.