El despelote de Campanario, la vuelta de Risto, el vídeo más cutre y el 23-F de Évole

(Publicado en Vozpópuli el sábado 22 de febrero de 2014)

-Soy técnico en anatomía patológica, no enfermera.

Se me erizó la piel y mis ojos se convirtieron en platos de chuletón. Al escuchar esa revelación casi me da un soponcio. Esas palabras salieron de los labios de María José Campanario, esa mujer. El bueno de Pablo Motos se llevó a El Hormiguero a la esposa de Jesulín de Ubrique para que hablase sobre su participación en Torrente 5. Teniendo en cuenta que el presentador también hace su cameo en la película de Santiago Segura (qué inteligente es este tipo), no entraré a discutir la relevancia o el interés de escuchar a esta individua. La propaganda todo lo puede. Pero, qué carajo, la verdad es que la entrevista fue muy divertida. Ya imagino qué opinará al respectoBelén Esteban, así que me alegro de no coincidir con ella, lógicamente.

El caso es que La Campa habló sinceramente sobre unos cuantos asuntos. Desde su participación en el filme hasta una ventosidad que en cierta ocasión dejó escapar en un baño junto a otras individuas. Torrentesco, ¿no creen? Quizás lo mejor de toda la entrevista es que reconoció que su marido canta fatal, como todos ustedes recordarán. Llamó la atención su sonrisa forzadísima y eran de esperar sus mensajes envenenados a los tipos de Sálvame. Sonrió exageradamente y contó unas cuantas intimidades. Un despelote, vamos. Como anécdota no estuvo mal, pero esperemos que no se acostumbren a lucirla.

Para empezar, Mejide entrevista a Zapatero y a Jorge Lorenzo; no sé si quien lo vea aguantará los nervios o golpeará al televisor

También desconozco si nos llegaremos a acostumbrar al nuevo programa que nos trae Cuatro este domingo en su late night. Debuta el inefable publicista Risto Mejide con su Viajando con Chester. Para empezar, entrevista agresiva con el expresidente del Gobierno José Luis Rodríguez Zapatero, al que, entre otras cosas, le pregunta si sabe hablar inglés y si sabe algo de la vida privada del Rey. Suena interesante, como programa de humor, claro. Y justo después otra entrevista conJorge Lorenzo. Ojo con esta segunda, que parece demasiado explosiva. No sé si quien decida ver esto aguantará los nervios o decidirá, por motivos obvios, golpear el televisor furiosamente ante la imposibilidad de atravesar la pantalla para sacudir la badana a los protagonistas, ejemplos de arrogancia solo igualada por José Mourinho.

Hablando de arrogancias, nuestra querida Mariló Montero tiene la negra. Cuando no la lía, se la lían, a la pobre. Si tienen tiempo y ganas, miren este debate sobre prostitución que acabó en trifulca, abandono de plató y discusión leonina (a partir del minuto 11). O miren, si prefieren, este tenso debate entre la presentadora y un rector lenguaraz. Desde aquí ya hemos enviado apoyo a la presentadora en otras ocasiones. Es genuina. Y me asfixia pensar que nos hemos quedado sin su valoración del vídeo más cutre que he visto en muchos años. Me refiero, como ya imaginarán, a esa pifia propagandística que nos hicieron llegar los terroristas de ETA y sus colaboradores en la “verificación” (guau, qué palabra). Eso “verificadores” que interpretan fatal sus papeles(veo mejor al imitador de Gandhi que al de King África, ¿no?), esos dos encapuchados absurdos, ese silencio inquietante, esas cuatro armas antiquísimas, ese insulto a la inteligencia de colocar el Guernica… Huelgan las valoraciones, ¿no? Los caminos de la ignominia son inescrutables.

El documental ‘Operación Palace’ que se emite en ‘Salvados’ este domingo promete mucho tras una intensa campaña de promoción

Y, para concluir, vamos con una efeméride. Mañana es 23 de febrero. O sea, el día en que todos los periódicos publican grandes documentos que han permanecido ocultos durante años y que arrojan la luz definitiva sobre el golpe de Estado deTejero, Miláns del Bosch, Armada y compañía. Bueno, también se hacen públicos muchos refritos camuflados bajo la apariencia de reportajes inéditos. En la tele ocurre más o menos lo mismo. Bueno, hasta este domingo. Resulta que en este 23-F las televisiones ofrecen dos especiales que prometen. El más esperado, sin duda, es el documental Operación Palace que nos trae Jordi Évole en su Salvados (La Sexta). La campaña de promoción ha sido inmejorable y solo espero que las expectativas no queden laminadas por la realidad. El presentador ha dicho que“si digo de qué trata, igual no me dejan emitirlo”. Y un grupo de quince personas que han visionado los primeros veinte minutos hablan de algo extraordinario. ¿Será que los servicios secretos montaron o precipitaron el golpe para reforzar la democracia sabedores de que fracasaría? Misterioso. Apetecible. A última hora Mediaset ha anunciado que hace la competencia con un especial en Cuarto Milenio sobre la asonada. Se llama 23-F, la noche de las conspiraciones y habrá que ver qué historias nos cuenta Iker Jiménez. Me temo lo peor. ¿Y ustedes?

Anuncios

Cambio en la dirección de El País

(http://vozpopuli.com/economia-y-finanzas/38969-cebrian-ya-tiene-nuevo-director-para-el-pais-antonio-cano-sustituira-a-javier-moreno)

El presidente de Prisa, Juan Luis Cebrián, ya ha elegido al periodista que asumirá la dirección de El País. Fuentes del propio rotativo aseguran a Vozpópuli que Antonio Caño, ahora corresponsal en Estados Unidos y responsable de la edición del diario en América Latina, será el sustituto de Javier Moreno. No obstante, las mismas fuentes narran un hecho insólito que podría dinamitar la operación. El candidato mejor colocado para asumir las riendas del periódico habría cometido un error fatal. Y es que Caño ha enviado por error a varios corresponsales del periódicoun correo electrónico que iba dirigido a Cebrián. En ese email aparecían críticas a los actuales hombres fuertes del diario, así como una serie de cambios que el periodista pretende llevar a cabo desde su nueva responsabilidad.

Entre esos cambios, que por supuesto cuentan con el beneplácito de Cebrián, está el relevo al frente de la sección de Nacional deEl País. El periodista elegido para dirigirla es José Manuel Romero, un histórico del rotativo conocido en el sector, entre otras cosas, por mantener excelentes relaciones con el ministro de Justicia, Alberto Ruiz-Gallardón. Romero, que ya ocupó este cargo en el pasado, sustituye a Javier Casqueiro, que pasa a ser corresponsal en la zona de El Magreb. Ese puesto era ocupado ahora mismo por Ignacio Cembrero, a quien este repentino cambio no le ha sentado nada bien, sobre todo porque tiene pendiente un litigio con el Gobierno marroquí.

Las relaciones entre Soraya y Cebrián son muy estrechas y el diario cada vez critica menos al Ejecutivo de Rajoy

La fecha exacta del relevo en la dirección del diario, si es que finalmente se produce y no queda abortado por el correo electrónico mencionado, sigue siendo una incógnita, aunque las fuentes consultadas por este diario insisten en que será de forma inminente. Se trata, en cualquier caso, de un paso más en el cambio de rumbo del rotativo, cada vez más criticado por amplias capas de lectores debido a su línea editorial “amable” con el Gobierno del PP. La evidente rebaja de las críticas a Mariano Rajoy está relacionada, sin duda, con las magníficas relaciones que mantiene Cebrián con la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría.

‘El virrey de América’

Fuentes de la redacción de El País explican que Caño es un hombre de la total confianza de Cebrián. Y destacan que hace y deshace con independencia en su campo de acción, incluso en ocasiones como si Moreno no fuera su superior. Tanto es su poder que, según trabajadores del diario, muchos le conocen por el sobrenombre de “el virrey de América”. Además, señalan que este veterano periodista no destaca precisamente por ser el más progresista de la plantilla, ni mucho menos. Por todo ello no les extraña el contenido del citado correo electrónico destinado a Cebrián y enviado por error a otros corresponsales. Hasta tres fuentes distintas de la redacción confirman a este diario que ese polémico email existe. Este sábado por la tarde, nada más conocer estos hechos, Vozpópuli intentó contactar con los responsables de Comunicación de El País y Prisa para contrastar lo sucedido. Y solo confirman los cambios en Política.

El relevo en la dirección de ‘El País’ se escucha en todos los mentideros periodísticos desde hace tiempo. El ERE de hace un año y la foto falsa de Chávez, claves para derribar a Moreno

En todos los mentideros periodísticos se comenta desde hace tiempo queCebrián está buscando un sustituto para el gris Javier Moreno. En las últimas semanas se han avivado los rumores al respecto. Y se han barajado varios nombres de posibles aspirantes a dirigir El País. Se ha hablado, entre otros, de Montserrat Domínguez, directora editorial de El Huffington PostRosa Cullell, consejera delegada de Media Capital, Carlos Yárnoz, subdirector del diario, o Álex Grijelmo, ex presidente de EFE y colaborador del rotativo. Entre los motivos del relevo está, sin duda, el divorcio existente entre Moreno y buena parte de su plantilla tras el doloroso expediente de regulación de empleo (ERE) de hace más de un año que minó las relaciones entre unos y otros.

El propio Cebrián, Joaquín EstefaníaJesús Ceberio y el citado Moreno han sido hasta la fecha los periodistas encargados de capitanear el rotativo en su historia. Moreno es director del diario desde 2006, tras un año como director adjunto de la edición dominical. Un año antes, puso punto final a dos años y medio como director del periódico económico del grupo Cinco Días. Se marche cuando se marche, el todavía director del periódico siempre tendrá en su currículum una mancha imborrable: la publicación de una foto falsa de Hugo Chávez en un quirófano.

Otra serie sobre periodistas, el cambio de Siro López y la espantada de Pilar Rahola

(http://vozpopuli.com/actualidad/38919-otra-serie-sobre-periodistas-el-cambio-de-siro-lopez-y-la-espantada-de-pilar-rahola)

Petros Márkaris es un escritor griego de novela negra. Su gran creación es la saga que protagoniza el policía Kostas Jaritos. En la primera obra, Noticias de la noche, tiene que investigar el asesinato de una periodista de sucesos. En dos de las últimas obras, Con el agua al cuello y Liquidación final, investiga los asesinatos en serie de banqueros y políticos corruptos, en el primer caso, y de evasores de impuestos, en el segundo. Ambos libros forman parte de la trilogía de la crisis, donde aborda los problemas económicos que asuelan a la vieja Grecia. Y a mí, que ando enfrascado en estas lecturas, se me arremolinan y entremezclan las ideas y se me ocurre, qué se le va a hacer, no somos dueños de nuestros pensamientos, que si Márkaris fuera español escribiría una obra sobre asesinatos de los mandamases de la televisión patria, en crisis perpetua.

El primero en caer en las garras del asesino (o héroe, según se mire) sería, obviamente, aquel que haya decidido que se emita esa barrabasada llamada Los ojos de Belén, con esa cutre princesa de algún pueblo, Belén Esteban, en plan estrella. Nos preguntábamos aquí hace unos días si en Mediaset se han vuelto locos porque combinan estas ignonimias con apuestas elogiables como El Príncipe. Y la semana que viene Vasile y sus mariachis nos ofrecen más motivos para la locura porque estrenan De boca en boca, con Belén Rueda, Gonzalo de Castro, Fran Perea y compañía. La cosa va de periodistas, así que estaremos atentos. Idealismo sobre este oficio para cínicos. Mucho enredo sentimental. Y risas, sobre todo risas. Está servida la comparación, odiosa y necesaria, con aquella serie llamada Periodistas que tanto daño hizo al presentar una visión edulcorada que animó a tantos y tantos palurdos a abarrotar las facultades de Periodismo. Me barrunto, no obstante, que no estamos ante la versión española deThe Newsroom

En la noche del jueves Pedrerol y su equipo dieron una lección. Amagaron con una respuesta furibunda a Siro López y apostaron por pasar página

Como ven, hoy esta pieza irresponsable va sobre periodistas. Y es que esta semana ha habido uno de esos bombazos que desatan las iras y envidias durmientes en todas las redacciones. Ay, los egos desbocados, el afán de protagonismo, los celos profesionales y esas otras plagas que fomentamos tanto como padecemos. El caso es, como sabrán, que el periodista Siro López ha abandonado El Chiringuito, presentado por Josep Pedrerol, para irse a su principal competidor, Tiki-Taka, presentado por Enrique Marqués. El espectáculo en ambos platós no ha tenido precio, con tiras y aflojas inacabables, mensajes cruzados, puyas disfrazadas de elegancia, etcétera. Como en el mejor patio de colegio.

¿A quién le importa todo esto? ¿De verdad es necesario mostrar sus cuitas personales a todos los espectadores? Aun reconociendo que se trata de una noticia impactante, lo único que ha pasado es que un señor ha decidido cambiar de empresa. Lo demás es literatura de la mala, ombliguista, vil, absurda. Siguiendo con este argumento, solo queda aplaudir a Pedrerol y su equipo por lo que hicieron la noche del jueves. Cebaron una y otra vez una hipotética respuesta del periodista y, cuando todo estaba preparado, se limitó a dar las gracias a todos los espectadores y acto seguido entraron en plató todos sus colaboradores. Una lección: mejor pasar página y no perderse en marrullerías.

Mariló, a lo suyo

Al principio hablábamos de periodistas de sucesos asesinados. Y resulta, oh casualidad, que al bueno de Nacho Abad le han quitado su última creación nocturna en Antena 3, La diana. No importa, ya montará otro, como siempre hace. También sabemos que ya queda menos para la próxima pifia de nuestra amadaMariló Montero, que esta semana confundía el río Nilo con el Miño. Lo dejamos en lapsus, por esta vez. Y para terminar con estos ejemplos de cómo están algunos periodistas, vamos con el momentazo televisivo de esta semana, con la conocida Pilar Rahola como protagonista. Los hechos ocurrieron durante un debate en 8TV sobre política lingüística. Ahí la tienen, demasiado nerviosa y con rictus de enfado, durante la discusión con sus compañeros de mesa. Hasta ahí nada extraño. Pero de repente, cuando se menta el franquismo, se levanta, agarra furiosa su bolso y su tablet y abandona el plató. ¿Teatralidad o verdadero enfado? Parece que se trata de lo segundo. En fin, juzguen ustedes.

‘El Príncipe’ y ‘La Voz Kids’ logran grandes audiencias para Mediaset y Atresmedia se defiende con el fútbol

En cuanto a las audiencias, la batalla entre Telecinco y Antena 3 sigue ardiente. Le va muy bien a la cadena de Mediaset con El Príncipe, además del triunfante La Voz Kids –un día nos referiremos con profusión a este producto-, y enfrente tampoco les fue mal a los chicos de Atresmedia con el soso Barça-Real Sociedad batiendo récords… Normal que el fútbol sea una apuesta segura en España, por cómo somos y por cómo son los programas que compiten con los partidos… La lucha por el share continuará centrada en ficciones nacionales, porque Atresmedia estrenará en breve Velvet, con los deseadísimos Paula Echevarría y Miguel Ángel Silvestre, mientras Mediaset anuncia que prepara una miniserie basada en la novela Lo que escondían sus ojos, de Nieves Herrero. De tanto hablar de periodistas aquí y tanto ver la caja tonta en la última semana, necesito un descanso. Así que me voy a mis libros de Márkaris, donde, al contrario que en nuestra tele, siempre mueren los malos y se atrapa al asesino.

Los ojos de Belén Esteban, una entrevista inolvidable y otra gala de los Goya

(http://vozpopuli.com/actualidad/38548-los-ojos-de-belen-esteban-una-entrevista-inolvidable-y-otra-gala-de-los-goya)

Los amigos de Mediaset se han propuesto volvernos locos. Empezamos la semana con la gloriosa noticia de que Telecinco se cargaba, por fin, el inclasificable Abre los ojos. Además, como contábamos aquí la pasada semana, el anterior martes se estrenó en el mismo canal El Príncipe, serie cuya calidad, medios y reparto son obviamente superiores a la media de las ficciones españolas. Nos anunciaban que el próximo lunes se estrenaba la serie de Belén Rueda y que emitirían la última temporada de la serie 24. Parecía que a Paolo Vasile y compañía se les había encendido una luz que avivaba nuestras esperanzas de despedir para siempre tanta chabacanería innecesaria. Pero se conoce que fue un fugaz espejismo…

Y es que solo unas horas después de dejar volar nuestras ilusiones nos hemos enterado, primero atónitos y luego enfurecidos, de la noticia más espantosa posible. Resulta que los directivos del grupo mediático han decidido que Belén Esteban, esa escritora de éxito, tenga un programa propio. Obsceno e insultante, ya lo sé. Para convertir el agravio en escarnio, los gurús de la televisión de entretenimiento (“Hacemos un tele colorida”) han decidido situar este espacio, por cierto llamado Los ojos de Belén, en la noche de los martes, justo después de la mencionada El Príncipe. ¿Es que no pueden separar ni un momento los contenidos encomiables de los cutres? ¿Es que quieren torturarnos un poco más como si con Sálvame y todos los Sálvame llamados de otra forma no tuviéramos suficiente? ¿Es que han perdido el juicio o nos lo quieren hacer perder? ¿O es que, sencillamente, la cabra tira al monte? En fin, ellos sabrán por qué lo hacen. Las consecuencias son para quienes decidan ver semejante invento.

Las explicaciones de Ortega Lara sobre su calvario estremecían pero eran esclarecedoras

Al César lo que es del César, en todo caso. Aunque el recién fulminadoAbre los ojos no pasará a la historia de nuestra televisión y aquí ha recibido estopa a menudo, hay que elogiar una entrevista que emitió en su penúltima edición, el pasado sábado. El periodista Alfonso Merlos preguntó con certeza al exfuncionario de Prisiones y ahora político de Vox José Antonio Ortega LaraEstremecía escuchar las explicaciones de este hombre que, contra sus deseos, siempre será recordado por haber estado secuestrado por ETA durante 532 días. Los detalles de su calvario evidencian mejor que cualquier película o documental qué debería ser el traído y llevado “relato” sobre el terrorismo. Yo la pondría en las escuelas para hacer pedagogía. La entrevista fue, para mí, durísima, vibrante, esclarecedora, imborrable. Si no la vieron, búsquenla en youtube. Me lo agradecerán.

La fiesta del cine español, en TVE

Cambio de tercio obligado porque este domingo se celebranuestra imitación de los Oscar. La gala de los Goya es tan previsible y aburrida como el juego del Barça. Unos cuantos chistes convenientemente ideologizados para tener contento al auditorio, premios insustanciales, lágrimas fáciles y venganzas en forma de “sé que tu trabajo es mejor, pero voto a otro por aquello que me hiciste”. Ver esta ceremonia por televisión es un verdadero suplicio y no le arrendamos la ganancia a Carlos del Amor, encargado de narrarla para TVE. Aprovecho, por cierto, para exigir humildemente que Marian Álvarez reciba el Goya de Mejor Actriz por su trabajo en La herida. ¿Pronósticos? Sospecho que al bueno de Álex de la Iglesia no le van a premiar la originalísima, surreal y demasiado larga Las brujas de Zugarramurdi porque no le perdonan sus coqueteos con los piratas de internet. Atentos también a posibles premios a Caníbal 15 años y un día… Y me juego un euro a que aparecen consignas contra la ley del aborto de Gallardón

Cuatro ofrece un par de películas que fueron premiadas precisamente por abandonar los clichés de las cintas patrias

Lo mejor de los Goya, de hecho, es que en los días precedentes las cadenas suelen volcarse en ofrecer películas galardonadas en el pasado. Eso van a hacer la propia tele pública y Cuatro. Esta última ofrece este sábado por la noche dos cintas que triunfaron precisamente por abandonar, una más que la otra, los clichés y temas habituales de las películas patrias. Me refiero a Celda 211 y El laberinto del Fauno (esta última es distinta por su toque fantástico, aunque también se centra en la Guerra Civil, como las tres cuartas partes de las películas producidas aquí). El ministro Wert ha anunciado que no va a acudir al evento. Todos contentos. Ellos no le quieren allí. Y él se ahorra los abucheos. Mejor evitar situaciones grotescas. Si en nuestros canales se actuase con la misma lógica, seríamos menos desdichados.

De Príncipes en Mediaset, Buenafuente con Paquirrín, la casquería y las ‘alcachofas’

(http://vozpopuli.com/economia-y-finanzas/38221-de-principes-en-mediaset-buenafuente-con-paquirrin-la-casqueria-y-las-alcachofas)

Por una vez, empezamos con una buena noticia. El próximo martes se estrena la serie El Príncipe en Telecinco. Se trata de una ficción que se desarrolla en un conocido y conflictivo barrio ceutí llamado así. Un agente del CNI infriltado. Células yihadistas que reclutan a jóvenes. No faltará una historia de amor. Y un reparto encabezado por José Coronado. Mediaset estrena esta creación en todos sus canales al mismo tiempo. Y ya hubo un preestreno por todo lo alto celebrado en Madrid el pasado jueves. Ejemplos de que se trata de la gran apuesta del grupo de comunicación.Coronado ha hecho muchas veces de policía. Esperemos que su personaje funcione tan bien como el Santos de la brillante película No habrá paz para los malvados y no tan mal como aquel Ricard Ventura de aquella serie también emitida en Telencico, titulada RIS y que aspiraba a ser “el CSI español” y acabó siendo un fracaso sin paliativos.

De su calidad dependerá su éxito. Funcione como funcione, esta apuesta es digna de aplauso. Ojalá se vieran en nuestros hogares más productos así y menos como los otros príncipes (estos con minúsculas, por supuesto) de Mediaset. Me refiero a los aspirantes a novio de una tal Laura (21 años). Tranquilos, ya me explico. ¿Recuerdan aquel programa denigrante llamado Un príncipe para Corina? Sí, atragántense, ahora llega la segunda edición, titulada Un príncipe para Laura, que, obviamente, no evoca a la amada de Francesco Petrarca, sino a alguna choni que se habrá prestado a este guiso porque desea ganar dinero fácil en la tele. Demencial.

Aquella Corina que fue a la tele en busca del amor es ahora concursante de ‘Mira quién baila!’

Por cierto, aquella Corina no se ha marchado de nuestras vidas. Al revés. Más caspa. Resulta que ahora la muchacha que encontró el amor en la televisión es concursante de Mira quién baila!, de Televisión Española. Llámenme cenizo, pero considero que gastar el dinero público, y debe ser una cantidad importante, en este programa es un insulto a la inteligencia y un atraco al bolsillo del contribuyente. ¿Vieron la primera gala de esta segunda edición? Les confieso que yo no pude terminar el programa, como, por cierto, me ocurrió hace unos días al enfrentarme a ese bodrio de película que es Los amantes pasajeros (¿La han visto? No lo hagan). Y como no lo ví entero decidí consultarlo en la página web de la cadena pública. Me encontré con esto que les invito a observar, sobre todo la parte subrayada:

“Maribel mueve sus alcachofas a ritmo de rock”. Olé. Sí, ya me han matizado que la concursante, Maribel, es famosa (?) porque le gustaban las alcachofas cuando pasó por Máster Chef. Pero no me negarán que es un titular burdo. Si no se creen lo que les cuento,vayan a la web y compruébenlo, aunque tendrán que soportar los movimientos turgentes. En fin, a esto se dedica la parte de nuestros impuestos utilizados para financiar RTVE. A esto y a otras cosas, cierto. Fuera demagogias. Por ejemplo, la cadena pública gasta bastante en Cuéntameun gran producto televisivo que esta semana ha arrasado una vez más en audiencia. En enero, por cierto, Antena 3 ha vuelto a ganar a Telecinco y el conjunto de Atresmedia ha podido con Mediaset. A ver si hay suerte y nuestro admirado Vasile mejora un poco sus contenidos…

Los seguidores de Buenafuente criticaron en las redes sociales la entrevista a Kiko Rivera

Ay, la audiencia, esa palabra tan manoseada y cuyos buscadores, por dignos e inteligentes que parezcan, son capaces de cometer las peores infamias, como ocurre con el amor. Es la audiencia, por tanto, una “cobarde con nombre de valiente”, que diría el poeta, porque por sus sílabas se justifica todo. Incluso, se justifica que Andreu Buenafuente haya entrevistado al ínclito Francisco Rivera, alias Paquirrín. Una entrevista que generó el rechazo de muchos de los espectadores del programa de La Sexta. Arguyera lo que arguyera el presentador, está claro de que se trataba de aumentar su menguante audiencia. También en busca del shareregresa este domingo Jordi Évole con su Salvados, pero con invitados de más enjundia: un cara a cara entre Felipe González y Artur Mas.

Y, como postre, vamos con la casquería que les anunciaba en el título de esta pieza irresponsable. Casquería gruesa, en concreto. Porque Antena 3 ha estrenado UAP (Unidad de Análisis Policial), un programa de sucesos que se emite los lunes a las doce de la noche. Suele ocurrir que muchos periodistas repudian este género. Yo, por contra, soy un amante del mismo. Como en las mejores novelas negras, en los sucesos se reflejan las sordideces y turbiedades más repulsivas, más desagradables, más humanas. Me parece acertadísimo un programa que aborde con seriedad los crímenes sin resolver. Además, a UAP acuden reputados expertos que tienen mucho que contar. Pero la línea entre lo interesante y lo sensacionalista al informar sobre estos asuntos es demasiado fina. Y en la primera edición del espacio, al tratar un triple crimen de Burgos, se saltó esa línea con detalles innecesarios y expresiones como “orgía de sangre”. Esperemos que el programa continúe pero trate los casos con más delicadeza.