Los papeles de Otegui II

(http://www.intereconomia.com/noticias-gaceta/politica/otegui-planeo-ya-2009-una-%E2%80%98conferencia-paz%E2%80%99-20111025)

Arnaldo Otegui diseñó una Conferencia de Paz que debería celebrarse en San Sebastián con la presencia de observadores internacionales. Y, al término de la misma, se presentaría una declaración acordada previamente que apelaría a la búsqueda de una “paz justa” mediante una “mesa de partidos”. Así consta en los documentos incautados al líder batasuno por la Guardia Civil en octubre de 2009. Esa era la hoja de ruta que Otegui aún mantenía, con matizaciones que introdujo después, desde las conversaciones de Loyola (Azpeitia), que finalizaron en noviembre de 2006.

Hace unos días tuvo lugar en la capital donostiarra la Conferencia Internacional para promover la resolución del conflicto en el País Vasco, también conocida simplemente como Conferencia de Paz. No faltaron los observadores internacionales, con el ex secretario general de la ONU Kofi Annan y el ex primer ministro irlandés Berti Ahern a la cabeza. El evento terminó con una declaración que incluía cinco recomendaciones, entre ellas la apertura de conversaciones entre los partidos políticos, para llegar a una “paz justa y duradera”

Aunque hayan pasado varios años entre el momento en que Otegui urdió sus planes y la reciente conferencia organizada por la red ciudadana para el diálogo Lokarri, las similitudes entre el esquema que pergeñó el batasuno y la realidad son cuando menos sorprendentes. En concreto, bajo el título “Esquema general del proceso democrático de diálogo multilateral”, el batasuno teorizaba que había que celebrar “una conferencia por la paz, el diálogo y el acuerdo que se convocará en Donostia [San Sebastián] por Eusko Ikaskuntza [Sociedad de Estudios Vascos que trabaja en el País Vasco y Navarra], en la que participarán, por invitación, personas representativas de partidos políticos, de organizaciones sindicales, patronales, sociales, de la Universidad, foros por la paz y personalidades relevantes”.

La reciente Conferencia de Paz organizada por Lokarri en el Palacio de Aiete de la capital donostiarra contó, como en el foro que preveía Otegui, con la presencia de representantes de numerosos partidos políticos –PSOE, PNV, Batasuna, Aralar y todas las formaciones de Bildu–, de sindicatos y patronal vascos y, por supuesto, de cuatro fundaciones internacionales dedicadas a la mediación de conflictos. Según los planes de Otegui, “todas ellas [las organizaciones] avalarían con su presencia una declaración pública. La relación de asistentes, así como todos los aspectos de funcionamiento, presidencia, etcétera serán pactados con anterioridad. La declaración final acordada previamente será leída por los organizadores en euskara, castellano, francés e inglés”.

El foro organizado por Lokarri terminó con una declaración –ya conocida como la Declaración de Aiete– que fue entregada a los presentes en cuatro idiomas: castellano, euskera, francés e inglés. Y estaba redactada de antemano, con el sello inconfundible de Batasuna.

“Irreversible”

En otro de sus apuntes, que guardaba en su mesilla de noche según él declaró en sede judicial y que ahora revela este diario, Otegui dedica un epígrafe al papel que deberían jugar los observadores internacionales en una mesa de negociación entre los diferentes partidos. “La mesa de partidos contará con la colaboración de observadores y organismos internacionales de reconocido prestigio en el campo de la mediación a la facilitación de procesos resolutivos de conflictos a fin de facilitar el buen desarrollo del proceso de diálogo tanto en lo referido a aspectos técnicos del mismo como en lo relativo a ser notario-depositario de los acuerdos alcanzados, facultad que simboliza la voluntad sincera de todas las partes en el cumplimiento de los mismos y en alcanzar la irreversibilidad del proceso democrático”.

La participación de observadores, mediadores y/o facilitadores es una constante en los papeles de Otegui. En otro punto, el líder batasuno insiste en que “el diálogo resolutivo contará con la presencia de organismos o personalidades de carácter internacional. (…) Esta presencia garantiza la irreversibilidad del proceso para todas las partes”.

Principios

En otro de sus documentos, el líder batasuno, condenado en septiembre como dirigente de ETA por la Audiencia Nacional, diseñaba los principios sobre los que debe regirse el diálogo posterior a la Conferencia de Paz. Y se refería a la “negociación”, la “no violencia” y la “no exclusión”. Es decir, pretendía una negociación entre todos los partidos políticos, y sin atentados.

Fuentes de la lucha antiterrorista consultadas por este diario indican que “no es casualidad” que existan coincidencias entre los planes de Otegui y lo que ahora está ocurriendo. “No puede olvidarse que Otegui ha sido condenado por ser dirigente de ETA, tras poner en marcha la estrategia por vías políticas”, argumentan.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s